“Para solventar problemas derivados de la pobreza ambiental hay que trabajar fundamentalmente con los cuidadores. Los cuidadores son la clave para el bienestar animal. Si ellos no cambian nada cambia”. Alex Zane.

En una de las salas de Cotxeres de Sants donde de forma periódica Udols nos convoca para hacernos más sabios (o menos ignorantes), pudimos hace poco disfrutar escuchando a un extraordinario ponente: Alex Zane, Director de Zoological Husbandry Behavior and Welfare Group. Un experto en análisis de conducta animal, patologías derivadas del cautiverio y enriquecimiento ambiental en núcleos zoológicos. Su ponencia cursaba sobre enriquecimiento ambiental para animales en cautiverio. Aunque la referencia a “cautiverio” despierta cierto recelo, desde el minuto uno que el experto habló quedó claro que el cautiverio es una premisa indeseable pero a día de hoy demasiado real. Alex Zane, con su formación y experiencia, trata de minimizar los efectos de este confinamiento involuntario tratando de que los animales tengan una oportunidad de resolver desafíos, de sentirse estimulados y, por supuesto, también de descansar.
Obviamente existen instalaciones zoológicas que perpetúan el caduco espíritu de los biologistas del siglo XIX, reservas naturales que con mayor o menor acierto mantienen animales fuera del que fue su hábitat originario, parques con fauna variada, todo eso sigue existiendo y en algunos casos puede ser hasta la única posibilidad de la perpetuación de una especie.
No olvidemos que algunos núcleos zoológicos nacidos con el fin de mostrar animales exóticos han podido eventualmente convertirse en refugio o santuario de recuperación de individuos maltratados por particulares. Evidentemente la realidad de los centros de reclusión animal es muy variada e irregular. Que un centro o un directivo inviten a Alex ? como el Zoo de Guadalajara en Méjico por lo visto con dimensiones equiparables al de Barcelona pero con un programa de bienestar animal mucho más ambicioso- por mucho que esté convencido de que ofrece lo mejor, sin duda es síntoma de que al menos trata de mejorar. Un espíritu que debería propagarse.
Resulta pues muy interesante que existan personas e instituciones que asesoren a los responsables y cuidadores de los animales residentes para que les proporcionen un entorno lo más adecuado y lo menos opresor y monótono posible. El programa que nos ofreció ilustrado con divertidas fotografías orientativo siguió más o menos el orden establecido previamente. Nos ilustró sobre conceptos básicos relativos al Bienestar animal, origen y evolución del enriquecimiento ambiental, programas de Enriquecimiento ambiental y patologías derivadas del cautiverio en animales exóticos, factores estresantes y nos ofreció interesantes casos prácticos por especies de los muchos que él ha podido conocer y tratar. También dedicó parte de su tiempo a analizar las necesidades y posibilidades de ofrecer Enriquecimiento Ambiental también a los “animales de compañía”, con juguetes, estímulos, juegos de habilidad y otras estrategias destinadas a combatir el aburrimiento y la rutina que sufren en muchos casos.

Resultó muy estimulante saber que las necesidades de los animales no deben compartimentarse por especies porque efectivamente existen rasgos comunes como el gusto por el juego, por la obtención del alimento de manera creativa y poco rutinaria. Existen similitudes que le permiten trabajar con gran número de especies en punto geográficos muy distintos haciendo felices a muchos seres que no han elegido la vida que llevan, pero que ha sido mejorada gracias al talento y la capacidad de Alex. Y como nos hizo saber no es cuestión de dinero ni de trasformaciones faraónicas. Lanzamos humildemente una sugerencia a quine corresponde: igual sería la persona adecuada para solventar la preocupante situación de la elefanta Susi en el Zoo local. Y de otros casos menos mediáticos a los que las instalaciones de la Ciutadella les resultan como mínimo ampliamente mejorables.

No podemos dejar de recomendar un material científico al que hizo referencia en distintas ocasiones Alex Zane con los resultados de un estudio sobre el impacto del CO2 en la percepción y salud de nuestros compañeros urbanos. Podemos encontrarlo en su sitio web:
www.zoohbw.com
¡Por cierto! el ZHBWG con los objetivos de:
_ Formar a personas cualificadas en el manejo de animales en cautividad para proporcionarles un bienestar: social, cognitivo, físico sensorial y alimenticio a través de estímulos ambientales y actividades periódicas organizadas sistemáticamente.
_ Instruir a los asistentes en la ambientación de los recintos con el fin de brindar a los animales unas condiciones similares a las de su hábitat natural.
_ Asimismo daremos un repaso sobre las nuevas técnicas de E.A. teniendo en cuenta una gran variedad de casos prácticos que estamos tratando en los diversos núcleos zoológicos donde trabajamos.
_ Cumplir con la filosofía de Zoological: mejorar la calidad de vida de los animales a través de la formación de su entorno humano más cercano.

De nuevo las chicas de Udols nos sorprendieron por que consiguen unos ponentes muy sugestivos que siempre nos amplían la mirada. La asistencia a numerosos actos formativos sobre el bienestar animal está lejos de caer en la repetición y en el tedio si no que invita a seguir avanzando e individuando nuevos elementos para la ardua tarea de comprender, respetar, conocer y contribuir a la mejora de las condiciones de los Animales.
Gracias y hasta pronto.

Fuente: Revista: futuranimal.org
Articulo redactado por la associacio Futur Animal
Charla gratuita organizada por Udols 9 de septiembre 2011

Enriquecimiento ambiental en núcleos zoológicos

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà.